fbpx

Posts Tagged
‘CI’

Home / CI

¿Cuántas veces nos pasó cuando estamos en alguna charla de perder el hilo de lo que dice el expositor?  A veces nos abruman con tanta información que no alcanzamos a digerirla o lo peor, nos aburrimos. A pesar de nuestras buenas intenciones y de hacer fuerza, el presentador no logra captar nuestra atención y nos desconectamos del mensaje que nos quiere comunicar.

En la misma línea, ¿cuántas veces nos pasó de mirar una película o leer un libro, engancharnos y no poder parar  hasta el final? Y no sólo eso: seguir acordándonos por mucho mucho tiempo de lo que trataba. Lo recordamos porque nos generó algún tipo de emoción, nos entusiasmó, nos entristeció o nos sentimos identificados con aquella historia.

Bueno bien,  es sabido que una buena historia vale más que mil datos “científicamente comprobados”. ¿Y si aprovechamos el storytelling (el arte de contar una historia) para dirigirnos a nuestros colaboradores? Ya sea para generar un cambio,  para convencerlos de algo, para informarlos, inspirarlos o motivarlos, una buena historia nos garantiza un camino más directo al éxito de nuestra exposición.

Hay al menos tres cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de pensar en realizar una presentación explotando este recurso. En primer lugar, es necesario generar un engagement en la audiencia, es decir,  conectar con ella. Para esto,  es fundamental conocerla, saber cómo es y cuáles son sus expectativas.

En segundo lugar, debemos atraparlos, captar su atención desde el principio y mantenerla hasta el final. Los ejemplos, las historias, las anécdotas, las analogías ayudan a captar el interés de nuestra audiencia y a mantenerlo hasta el final. Además, es importante tener en cuenta que podemos desconectar con ella si la idea fundamental no es evidente o no están claros los objetivos de nuestra presentación.

Por último, es esencial (y le brinda un plus al mensaje que queremos dar) promover el recuerdo. Que nuestra audiencia, una vez finalizada la presentación, siga recordando la idea central, el objetivo fundamental de la misma. Como decíamos en un principio, llenar de información a la audiencia no ayuda a su comprensión ni a su recuerdo. Por lo tanto, una buena presentación debe ser fácil de seguir y de comprender pero, sobre todo, de recordar. Y esto, además, es sumamente importante si a su vez pretendemos generar un cambio en nuestros colaboradores.

En AB Comunicaciones podemos ayudarte a explotar este recurso al máximo para potenciar la gestión de la comunicación interna de tu compañía. Contactanos!

 …

¿Por qué Google, Disney o Coca-Cola son líderes indiscutibles del mercado en sus respectivos rubros? Porque tienen colaboradores que se identifican con sus marcas.

La calidad del equipo humano lo es todo. Por eso, para ser los mejores del mercado necesitamos equipos de trabajo integrados, creativos, productivos, y por sobre todo, que sean embajadores de nuestra marca.

¿Es necesario?

¡Por supuesto! Los públicos internos de la organización son los principales voceros de una marca-empresa. Son los representantes de tu marca frente a la comunidad.

A partir de la llegada de internet y las redes sociales, los empleados de la compañía son los voceros más importantes y los que cuentan con mayor credibilidad. Gracias a los valores que se reflejan en su equipo de colaboradores la empresa los transmite a la comunidad, amplificando el efecto en las interacciones diarias en las redes sociales.

Los miembros de la organización pueden elevar el valor de marca e incrementar la imagen positiva que forma un vínculo con la sociedad en general. O pueden ser los principales saboteadores de los esfuerzos de la dirección.

¿Por qué embajadores?

Convertir a tus colaboradores en embajadores de marca te permitirá:

  • Incrementar el valor y el prestigio de tu marca.
  • Contar con una ventaja competitiva a la hora de atraer y retener talentos.
  • Desarrollar una cultura de alto desempeño en tu organización.

¿Por dónde puedo empezar? Embajadores de marca en 3 pasos:

1- Conocé la percepción del staff de la compañía. Eso te permitirá trazar estrategias de gestión en CI que promuevan el engagement y la motivación, para convertir a tus colaboradores en verdaderos embajadores de marca.

2- Gestioná tu cultura y tu imagen de marca interna. Para que tus colaboradores sean embajadores de marca es importante que se identifiquen con la empresa y que se conecten emocionalmente con la marca. Para ello, es imprescindible gestionar la cultura organizacional, la imagen de marca interna, y contar con el compromiso del management y de los altos directivos.

3- ¡Llamanos! Si querés conocer nuestras soluciones para convertir a tus colaboradores en embajadores de tu marca, no dudes en contactarnos….

Distinguir las distintas generaciones en el interior de tu empresa es una ventaja competitiva para gestionar el clima interno, fortalecer la integración y mejorar procesos internos. Claro que esto representa un gran desafío en el cual necesitamos poner a funcionar unas cuantas aptitudes:

-Desarrollar la empatía, para poder descifrar las búsquedas, solicitudes, demandas, apreciaciones e intereses de cada una de las generaciones. Y, sobre todo, reconocer qué tipo de liderazgo ejercen y a cuál responden;

-Trabajar en una mirada flexible, que sepa valorar los distintos estilos de trabajo por sus virtudes, y permita realizar aportes sobre las oportunidades de mejora que fortalezcan el ambiente de trabajo;

-Conocer a la gente, caminar la empresa y escuchar las distintas voces para poder pensar nuestra estrategia de comunicación sabiendo con quién(es) estamos hablando.

Vivimos una época muy prolífica en materia de literatura que trata la cuestión de la multigeneracionalidad en las empresas. Tamara Erickson es una de las referentes contemporáneas más destacadas. Uno de los datos que nos brinda nos explica que nuestra manera de ver el mundo se forma entre los 11 y los 14 años, que es cuando desarrollamos las primeras ideas conceptuales: empezamos a pensar cómo es el mundo, qué es lo importante y en quién debemos confiar. Esta idea proviene de la psicología del desarrollo, que señala que cada generación se forma de acuerdo con los eventos que sucedieron cuando eran más jóvenes.  

Sabemos que en las organizaciones de hoy conviven 4 generaciones: tradicionalistas, baby boomers, generación X y generación Y. Sobre estos últimos se está hablando tanto que, en este artículo, te proponemos comenzar el recorrido al revés partiendo de un acuerdo inicial: todas ellas tienen un por qué, y en todas ellas hay talento.

Viejo es el viento y todavía sopla.

El arte de gestionar el talento multigeneracional es un emprendimiento principalmente comunicacional. Y aquí pretendemos detenernos en dos de las palabras que elegimos para esta frase: arte comunicacional.

El desafío multigeneracional no responde a ninguna receta, sino que se vincula más directamente con la pasión por hacer. Si bien existen determinados parámetros para identificar generaciones, no se trata de fórmulas matemáticas exactas.

Un consejo a tener en cuenta es el de ponerse en el lugar de los tradicionalistas y baby boomers que todavía están activos en nuestra empresa, aquellos que siguen ocupando puestos jerárquicos y ven cómo las nuevas generaciones irrumpen el espacio con nuevos modos de hacer y pensar. Es muy importante valorar toda su experiencia y conocimiento, y ayudarlos a romper la barrera de la resistencia al cambio para que puedan ser, todavía, protagonistas de los nuevos modos de hacer de la compañía, que necesariamente se adapta a los tiempos que corren. Por esto, la comunicación es el arte de unir las partes, las miradas. Las personas.

Para eso, existen estrategias que posibilitan compartir experiencias y sumar aprendizajes mutuos, posicionando al experimentado en un rol protagonista del cambio y al aprendiz, en un espacio que le proporciona herramientas y le permite construir su crecimiento. Una de ellas es el mentoring, donde el experimentado acompaña al joven en un marco de colaboración y confianza que podemos trabajar desde la gestión de la Comunicación Interna. Además, el desarrollo de workshops de sensibilización en comunicación y engagement multigeneracional son cada vez más requeridos y aprovechados por las organizaciones.

Recordá:

No te enojes. A veces el otro no te entiende. Lo explicaste mil veces, pero no lo ve. No es tonto. No es malo. No es indiferente. Es otro.

 

En AB desarrollamos estrategias de CI y cambio cultural desde hace 15 años.

¿Cómo se vive en tu empresa el desafío CI: Multigeneracionalidad?

¡Sigamos conversando!…